Los Vigías, Foto Nikon 2013

_DSC9451-1

 

 

Solo contaba con unas vagas referencias sobre la localización  de esta espectacular formación rocosa entre hectáreas  de una tierra descarnada y herida por cientos de barrancos, que dibujan un indescifrable laberinto bajo un sol inclemente.

Me pasé toda una tarde reconociendo la zona y dejando que mi intuición compensase la falta de sendas o señales que al menos sugiriesen la dirección hacia la que comenzar  a caminar.

Ya casi rendido y a punto de abandonar, vi a lo lejos la inconfundible silueta de estas esculturas naturales, que se resisten a la atracción de la fuerza de la gravedad con la arrogancia y vehemencia de quien sabe, que tarde o temprano va a terminar rindiéndose  a su lento pero inevitable abrazo. Sin duda el tiempo y la erosión, aliadas con su propio peso, terminarán haciendo claudicar a estos funambulistas pétreos.

Quedaba muy poco para que el sol se escondiese tras el horizonte, así que tuve que aprovechar cada minuto para probar combinaciones de diferentes  distancias focales y puntos de vista, buscando la que mejor captase la esencia de tan singulares personajes. Esta parte era crítica porque quería sacar el máximo partido al enorme potencial gráfico de estas rocas en inverosímil equilibrio.

Finalmente me decidí por un teleobjetivo para aislar las dos formaciones mas llamativas y jugar con la compresión de la perspectiva, provocando la ilusión óptica de que están casi en el mismo plano. Todo este proceso culminó justo cuando las últimas luces del día pintaban de suaves tonos unas nubes que se movían perezosamente sobre el horizonte.

Cuando me encuentro en un momento como este, dejo de ser consciente del paso del tiempo. No es la primera vez que sin dame cuenta, me he pasado dos o tres horas concentrado fotografiando un motivo interesante y a mi me ha dado la sensación de haber pasado media hora. El caso es que se terminó haciendo de noche y si ya es difícil orientarse en esta caprichosa orografía de día, por la noche se convierte en un auténtico reto. Nos llevó nuestro tiempo  y unas cuantas vueltas encontrar el coche en la oscuridad,.. pero mereció la pena.

Esta imagen ha terminado siendo portada del libro Foto Nikon 2013, el  prestigioso concurso de carácter profesional organizado todos los años por dicha marca a nivel nacional. También fue publicada dentro de un artículo que escribí para la revista IRIS sobre el Sudoeste de USA titulado “Al Oeste de las Rocosas: la tierra de los prodigios”.

 

Esta entrada fue publicada en Premios y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los Vigías, Foto Nikon 2013

  1. machbel dijo:

    Impresionante, en que país están estos vigías?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *