El calor de las estrellas

 

Cuando fue tomada esta imagen en Agosto del 2017, el cráter del Halemaʻumaʻu poseía uno de los lagos de lava más grandes del mundo. Muchos entusiastas de la naturaleza acudían por la noche a observar el resplandor producido por la roca incandescente. Planifiqué esta visita para que el centro galáctico de la Vía Láctea coincidiera exactamente sobre el cráter, buscando una imagen que uniese la infinitud del Cosmos con un paisaje que bien podría haber sido el de la Tierra primigenia. Nueve meses después, en Mayo del 2018 el lago se desbordó en un episodio inflacionario, que dio paso a una espectacular erupción que duró tres meses e hizo crecer la isla 875 acres. Ahora, en el lugar donde estaba el lago, solo hay un vertiginoso abismo de 300m de profundidad.

Esta imagen ha sido reconocida con una mención de honor en la categoría de Parque Nacionales de la 29ª edición del Memorial María Luisa Photo Contest.

Si queréis saber más sobre como trabajo en el campo, podéis verlo en el vídeo Kilauea:

Esta entrada fue publicada en Premios y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *